Seguridad en redes WiFi públicas

Entienda los peligros de navegar en redes WiFi públicas y cómo protegerse

Las redes WiFi públicas son nuestra salvación en algunos momentos. Por ejemplo: estamos viajando y no disponemos de datos para uso en roaming. Poder conectarnos vía WiFi en sitios como aeropuertos, cafés, hoteles, restaurantes y, en algunas ciudades, incluso en la calle mismo, es la garantía de que podemos seguir online y conectados – casi – todo el tiempo.

Pero ¿son seguras estas redes? Pues el simple hecho de que se las nombre redes públicas en contrapartida de las que conocemos como redes privadas, ya nos da una idea. No son seguras y el internauta que navega a través de WiFi públicas está expuesto a diversos riesgos para su seguridad digital.

Típicamente, cuando accedemos a una página web, se utilizan entre 10-30 equipos en el camino del envío de datos. Nos conectamos a un router, que a su vez se conecta con el router principal del proveedor de internet. Dicho router entonces se conecta a otro router en el exterior, que se conecta a un router en el centro de datos, hasta que se llegue al servidor web. En este caso, al utilizar redes WiFi públicas enviamos nuestros datos desencriptados. Eso significa que en cada punto de acceso estos datos pueden ser registrados y observados. Es decir, todo lo que hacemos mientras navegamos en una WiFi pública, está al alcance de la mano de todos.

Principales riesgos de una conexión WiFi pública

Estas son las principales amenazas para los internautas en las redes WiFi públicas:

  1. Ataques intermediarios: como las redes WiFi públicas no utilizan encriptación, todos los datos transmitidos en ella pueden ser leídos por cualquiera, de administradores de red hasta otros usuarios conectados en la misma red. Una de las formas más efectivas de robar datos se conoce como ataques intermediarios (man-in-the-middle en inglés). Esta estrategia consiste en interceptar los datos en su camino entre el internauta y el servidor web. Los individuos que llevan a cabo estos ataques pueden ser considerados carteristas digitales. Según la eficiencia de su glipe, pueden obtener acceso a cuentas, contraseñas, e-mails, datos bancarios, entre otras informaciones privadas.
  2. Sniffing: Esta táctica consiste en monitorear una red WiFi pública para obtener contraseñas y otros datos relevantes. Para ello, el cibercriminal necesita tener un software instalado en su PC y conectarse en la misma red que la víctima. Por ejemplo, esta técnica permite robar las cookies del navegador y con ellas todas las informaciones de navegación, incluyendo datos de inicio de sesión o información de tarjetas de crédito guardadas en sitios como Amazon o eBay.
  3. Ataque malware: Esta es una táctica un poco más elaborada, en la cual acabamos por ceder el acceso a nuestro equipo sin siquiera darnos cuenta. Así, el hacker puede instalar un malware y obtener nuestra información privada. Por ejemplo: el hacker crea una red WiFi falsa, usando un nombre parecido con lo que esperamos encontrar. Digamos que estamos en el restaurante “Cantina de la mama” y su red se llama “Cantina Mama”. El hacker puede crear una que se llame “Cantina de la mana” y nosotros nos conectaremos a ella, abriendo nuestro equipo al cibercriminal.

Medidas de seguridad para estar a salvo en redes WiFi públicas

Para navegar protegidos en una red WiFi pública, hay algunas medidas de seguridad que podemos tomar:

  1. Cortafuegos: es imprescindible tener el cortafuegos, o firewall, instalado y activo. Éste es una capa de seguridad que bloquea conexiones entrantes a nuestro equipo por parte de otros usuarios de la red pública a la que estamos conectados.
  2. Antivirus: para bloquear cualquier malware de infectar nuestro equipo, un buen antivirus es un excelente aliado.
  3. No realizar transacciones financieras: se debe evitar realizar compras en línea y operaciones bancarias cuando nos conectamos a las redes WiFi públicas.
  4. Mantener el equipo actualizado: sistema, programas y controladores. Es importante certificarnos que todos los componentes de nuestro equipo están constantemente actualizados. Para eso, Steganos ofrece Tuning PRO, una herramienta que facilita la optimización y actualización del PC.
  5. Utilizar sitios HTTPS: si posible, se debería acceder solo a los sitios web seguros, que empiecen por HTTPS.
  6. No iniciar sesión: a menos que se utilice un gestor de contraseñas que encripta los datos de inicio de sesión, como Steganos Password Manager, lo ideal es no iniciar sesión en ningún servicio web en redes WiFi públicas
  7. Utilizar VPN: por último, pero no menos importante, se recomienda el uso de VPN, una red virtual privada, que encripta la conexión a internet. Steganos ofrece Online Shield VPN para eso. El programa es compatible con Windows y dispositivos iOS y Android.

¿Cómo utilizar Steganos Online Shield?

Utilizar la VPN de Steganos es muy fácil. Vea a continuación cómo protegerse en redes WiFi públicas con el Online Shield.

  1. Primero, descargue el programa en el enlace a continuación:

    Versión de prueba

    Segurisoft Descargar
  2. Instale y ejecute el programa en su PC.

  3. En la interfaz principal, podrá elegir el país desde donde desea conectarse o utilizar la opción más rápida por defecto. Basta con hacer clic en “Proteger conexión VPN” y ¡listo! Ya estará disfrutando de los beneficios de una conexión encriptada y segura.

Le ha gustado el artículo? ¿Tiene alguna duda o sugerencia? Deje su comentario abajo.

/ Escrito por Victoria Rodriguez sobre Online Shield VPN

Seguir @vicvictoriar

Comentarios

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.